programa grupal
sanando el dolor

para personas altamente sensibles

¿Y si te dijera que es posible vivir sin dolor?

 

Puede que hayas oído muchas veces la frase de “todas las pruebas han salido bien, no tienes nada”, pero sin embargo, tú sigues sintiendo dolor y ya no sabes qué más hacer. Puede que incluso te hayas cansado de ir de profesional en profesional, buscando respuestas sin obtener resultados y eso te ha hecho sentir cada vez más perdida y desmotivada.

 

Puede que te sientas incomprendida, que intentes ocultar tu dolor a los demás por lo que puedan llegar a pensar o a decir, o que el miedo a moverte, a sentir dolor y a sufrir haya ido aumentando con el tiempoEntonces empiezan a aparecer las dudas, la sensación de soledad, los pensamientos intrusivos, los miedos, la frustración y la culpa. Y todo esto va pesando cada vez más.

 

Pero déjame decirte una cosa: tu dolor es real ha llegado el momento de darle el valor y la importancia que realmente tiene. Te mereces sentirte viva, abrazar tu alta sensibilidad, moverte sin miedo, entender cómo funciona tu dolor y empezar a sanarlo. No estás sola en este camino, estamos juntas en esto.

¿Para qué nace sanando el dolor?

Me he pasado muchos años de mi vida intentando encajar en un mundo donde la cantidad tenía más valor que la calidad, donde el hacer tenía más importancia que el ser y donde la aceptación social en un entorno ruidoso, brusco y con ritmos frenéticos, era fundamental para sobrevivir.

Todo esto, me llevó a enfermar y a sufrir dolores de forma recurrente. Buscaba constantemente respuestas y soluciones, pero “todo estaba bien”. Yo también he estado ahí.

Estaba harta de sufrir, de ocultar mi dolor, de sentirme defectuosa, sola e invalidada. Así que, empecé a caminar hacia una dirección: quiero entender y sanar mi dolor. A lo largo del viaje, me formé, leí muchísimo, aprendí sin parar sobre dolor, biología, neurociencia, creencias y emociones y, además, descubrí el rasgo de la alta sensibilidad, lo que me permitió entender muchas cosas sobre mí.

Y hoy, nace este programa grupal, con el objetivo de acompañarte a ti, junto a otras mujeres, en este camino de sanación del dolor, donde quiero que entiendas y sanes tu dolor de forma holística, te liberes de las creencias que te han contado en relación al dolor, conozcas y abraces tu cuerpo altamente sensible, te sientas parte de una tribu y recuperes tu vitalidad. No quiero que te sientas sola.

¿En qué consiste el programa?

Sanando el dolor es un programa de acompañamiento grupal online para mujeres altamente sensibles que conviven con dolor en su día a día, pero a nivel de pruebas diagnósticas no hay explicación médica para ese dolor.

El programa tiene una duración de 8 semanas, donde semanalmente nos reuniremos durante dos horas aproximadamente para desaprender ese dolor desde un enfoque totalmente integrativo. Atenderemos cuerpo, mente y emociones, creando un espacio de encuentro seguro, sin juicios y respetuoso.

Este es el momento para empezar a invertir en ti

¿Cómo y cuándo lo haremos?

Próximamente se abrirán nuevas inscripciones para la segunda edición.

¿Qué incluye el programa?

¿QUÉ VAS A CONSEGUIR
CON EL PROGRAMA?

CONOCIMIENTO

Entenderás cómo funciona tu dolor a nivel biológico y lo qué ocurre en los cuerpos altamente sensibles.

SANAR TU DOLOR

Reprogramarás tu sistema neuroinmune para que consigas sanar tu dolor.

HERRAMIENTAS

Adquirirás herramientas para gestionar el dolor y las emociones.


MOVIMIENTO

Lograrás incorporar el movimiento de tu cuerpo en tu día a día sin dolor.


AUTOESCUCHA

Aprenderás a escuchar tu cuerpo altamente sensible y a atender sus necesidades.

TRIBU

Te nutrirás de la magia del grupo, te sentirás respetada, sostenida y apoyada en todo el proceso y dejarás de sentirte sola.

Aqui empieza el cambio para transformar tu bienestar

Este espacio es para ti si…

¿Qué necesitas para las sesiones?

¿Qué opinan las mujeres de la primera edición?

"Participar en el programa sanando el dolor con Helena ha sido de las mejores experiencias de lo que va de año. Ella es una profesional increíblemente empática que, gracias a su formación y vivencia, ha creado un método que tiene la parte justa de teoría y práctica con dosis extra de escucha. Helena te hace sentir que "TE VE", así en mayúsculas. No ve a tus limitaciones, te ve a ti en toda tu esencia. Si lo comparo con otras veces que he participado en algún grupo, veo que la profesional que lo dirige adapta a tus necesidades los ejercicios. Pero siempre te queda la sensación de "yo no puedo hacer esto o aquello como las demás" generando cierta frustración. En cambio, Helena hace que todo sea fácil, motivador, inclusivo y REAL. Gracias Helena por tanto. Un gusto tenerte."
Amel
Mujer asistente del programa grupal
"Si solo pudiera describir este programa con una palabra, sin duda sería “SANADOR”. Me lancé al programa porque me sentía muy identificada con él: me sentía muy sola con mis dolores inespecíficos, incomprendida por mi entorno, sin saber qué más hacer para aliviar ese sufrimiento que parecía no tener un origen claro… El trabajo grupal con Helena ha sido la guía que necesitaba, y el grupo de personas maravillosas que se ha formado estoy segura que durará para siempre, la sororidad que se respira en él es mágica. Cada sesión con Helena me ha enseñado cosas nuevas y miles de ejercicios prácticos que me ayudarán siempre que los necesite. Pero me quedo con el mensaje de respeto, escucha y cuidado hacia mi cuerpo, hacia el ritmo de vida que yo necesito, hacia mis necesidades y mis emociones. Solo quiero decirle una cosa a la Marina que en Febrero tomó la decisión de invertir en este programa: GRACIAS, era justo lo que necesitaba."
Marina
Mujer asistente del programa grupal
"El programa de Helena de sanando el dolor ha sido toda una experiencia para mí: aparte del hecho de poder conectar con una tribu de mujeres tan maravillosa como la que me he encontrado y por la que me he sentido súper arropada y comprendida, está el hecho de cómo Helena sabe hacerte llegar de forma clara y concisa aquellos mensajes que son importantes. No solo te ayuda a aprender a validar tu dolor (muchas veces es el primer paso para superarlo), sino que te acerca herramientas y conocimientos de forma práctica para que cambies tu relación con el mismo. Le estoy sumamente agradecida."
Ángela
Mujer asistente del programa grupal
“Estuve 3 meses con fuertes dolores musculo esqueléticos que me impedían moverme, dormir, hacer vida normal. Me sentía muy asustada, triste, culpable… no comprendía nada. Las analíticas salían “bien”, los reumatólogos me descartaron enfermedades autoinmunes, pero el dolor no se me iba, era horrible, ya no sabía qué hacer. Una amiga descubrió el programa de Helena, “Sanando el Dolor”, y me apunté sin dudarlo. No puedo estar más feliz y más agradecida. Helena me ayudó a entender cómo funciona mi cerebro, mi cuerpo, mis emociones, mi dolor. Y gracias a todas sus explicaciones, las prácticas, los ejercicios semanales… poco a poco fui mejorando, hasta dejar de sentir dolor. Helena te escucha, te valida, te acompaña, te aporta. Es sensible, generosa, le gusta compartir todo lo que sabe (que es mucho). Se nota que es vocacional, una gran profesional. Y, además, súper bonito e importante para mí: creó un espacio seguro, amable, de confianza, donde poder compartir con otras mujeres que están viviendo procesos similares, y así no sentirte tan sola. La recomiendo 100%. Gracias por todo Helena. De corazón. No sé qué relato contaría de no haberte conocido.”
Nía
Mujer asistente del programa grupal

PROGRAMA SANANDO EL DOLOR

327 €
  • 8 sesiones teoricoprácticas 100% vivenciales con herramientas aplicables des del primer momento
  • Acompañamiento grupal de 10 mujeres completamente individualizado
  • Seguimiento contínuo a lo largo de todo el proceso

Actualmente están cerradas las inscripciones para el programa grupal, pero si quieres asistir a la próxima edición puedes dejarme por aquí tu nombre, tu email y un mensaje especificándome que estás interesada para la siguiente ediciónAsí puedo avisarte y mandarte toda la información cuando abra inscripciones.

¡Gracias, de todo corazón!

Preguntas frecuentes

Aquí te dejo las preguntas más frecuentes, pero si te surge alguna otra pregunta que no se ha resuelto, siéntete libre de escribirme a través del formulario de contacto. Estaré encantada de atenderte.

Si te identificas con las descripciones de arriba, seguramente la respuesta sea que sí.

Si sientes dolor en tu cuerpo, te han dicho que tu dolor es para siempre, no hay pruebas médicas que sepan decir el origen de tu dolor (es decir, hay dolor, pero no hay lesión) y, además, eres PAS, es tu lugar.

Aun así, te dejo por aquí un listado de algunas patologías para poder orientarte y por si puede ayudarte:

  • Tienes bruxismo, dolor crónico, migraña, cefalea tensional, dolores de espalda (cervicalgia, lumbalgia, dorsalgia), síndrome de la fatiga crónica, fibromialgia, dolor corporal generalizado, mareos, dolor de cabeza, dolor pélvico, dolor en las caderas… y eso te genera sufrimiento y malestar.

Son diferentes etiquetas, pero el problema es el mismo: un error evaluativo del sistema neuroinmune.

Pero si, aun así, si tienes alguna duda sobre si es para ti, puedes escribirme un mensaje de contacto para explicarme tu caso en particular, para ayudarte y aclararte las dudas que tengas.

Una persona altamente sensible tiene su sistema nervioso más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Esto tiene como consecuencia que esa persona recibe relativamente mucha más información sensorial a la vez que alguien con una mediana sensibilidad. La investigación reciente de la Dra. Elaine Aron la llevó a distinguir cuatro pilares, cuatro características esenciales, que una PAS debe reflejar (se tienen que cumplir todas):

  • Reflexionar de manera profunda sobre la información recibida,
  • La tendencia a sobre-estimularse o de saturarse por exceso de información y procesamiento profundo de esta,
  • Una fuerte emocionalidad ligada a una gran capacidad de empatía
  • Una elevada sensibilidad sensorial especialmente en cuanto a sutilezas tanto internas como externas.
Si sigues teniendo dudas, puedes hacer el test creado por la Dra. Elaine N. Aron haciendo click aquí.

Porque el abordaje del dolor con el que trabajo es desde una perspectiva totalmente integrativa, teniendo en cuenta cuerpo, mente y emociones, a diferencia de otros profesionales.

Además, he podido experimentar en primera persona, tanto como paciente como profesional, los grandes resultados al trabajar con esta metodología de trabajo. Sanar el dolor desde el conocimiento y el comprender lo que ocurre a nivel biológico, yendo a la raíz del problema (hago hincapié en que son distintas etiquetas que describen un mismo problema: el error evaluativo del sistema neuroinmune), sin olvidarnos del resto del cuerpo, el movimiento, la historia de vida, la mente y las emociones, es transformador.

Y, sin duda, el hecho tener en cuenta la alta sensibilidad en todo el proceso, un rasgo que también forma parte de mí, y que puede estar relacionado con el dolor, hace que el abordaje del dolor sea completo.

Aquí tú y tu dolor sois lo más importante.

En cada momento quiero ser honesta y sincera contigo, por ello te digo que sí, puede que termines el programa sin dolor, pero no hay dos personas iguales y generalizar de esta forma no me parecería justo para nadie. Puede que alguien deje de tener dolor antes de terminar el programa, puede que alguien llegue a la última sesión casi sin dolor o puede que alguien necesite un poquito más de 2 meses.

Pero sí que me gustaría decirte que es un programa muy completo, con el que quiero que tú seas las protagonista de tu propia historia y quiero que tengas todas las herramientas para saber qué y cómo abrodar tu dolor de forma integrativa una vez se finalice el programa. Con esto, quiero decirte que, acabes el programa sin dolor o no, vas a tener que seguir practicando y cuidando de ti y de tu cuerpo. Por ese motivo, la última sesión nos focalizamos a reevaluar tu dolor y plantearemos un plan de acción para que puedas seguir cuidando de ti.

Porque cuando tenemos dolor nos sentimos muy solas, creemos que solo nos ocurre a nosotras y no sabemos con quien compartir nuestros logros, días difíciles y preocupaciones. Se ha demostrado que la parte social es muy importante para la recuperación del dolor, para sentirnos acompañadas y sostenidas no solo por una profesional, sino por las compañeras del grupo, que acaban siendo mucho más que eso. Así que, sentirnos parte de una tribu y nutrirnos de la magia del grupo, va a ser un punto clave para el proceso.

Teóricamente no, pero se podría valorar en casos excepcionales. Si este es tu caso, puedes escribirme a través del formulario de contacto y exponerme tu situación.

Las sesiones no quedan grabadas, ya que es importante estar presente en las sesiones para trabajar en ti, compartir, aprender y vivir la experiencia para poder integrarla. Por este motivo, si no puedes asistir a una sesión, esta se perdería.

Aun así, tendrías acceso a la propuesta de ejercicios y materiales de esa misma sesión, y podrías seguir compartiendo en el grupo de Telegram siempre que quieras.

Si quieres profundizar, seguir trabajando en ti de forma más individualizada, por supuesto. Mi recomendación sería hacerlas una vez terminado el programa grupal.

Puedes enviarme un mensaje de contacto para hacerme saber que estás interesada en realizar el programa en la siguiente edición y así poder avisarte la primera cuando se abran inscripciones de nuevo.

Soy fisioterapeuta integrativa. Me he formado como fisioterapeuta y terapeuta psicocorporal, me he especializado en dolor crónico y miofascial, en crecimiento personal y sexual, en salud hormonal y en movimiento consciente. Igualmente, puedes ver en más profundidad mi recorrido profesional haciendo click aquí.

Puedes mandarme un correo electrónico a través de un mensaje de contacto y estaré encantada de atenderte lo antes posible. 

Ir arriba